Estos últimos años ha proliferado en España el teatro off, un circuito de salas alternativas. Esto, como todo lo cultural que se realiza sin presupuesto, suele significar una agudizacion de ingenio y creatividad. ¿La parte negativa? Las condiciones salariales, los espacios, la incertidumbre, la falta de recursos (que siempre se soluciona gracias a la creatividad de los propios actores), etc.  No es oro todo lo que reluce y es que, pese al gran número de propuestas OFF y a la buena acogida por parte de un público alternativo, la realidad de las salas alternativas es compleja. Y esto es lo que nos quiere mostrar Marcos Fernández Alonso, autor de Papá y el resto, en su obra OFF.

En el escenario se recrean, a un ritmo frenético, diversos espacios y escenas con apenas unos pocos elementos escénicos y decorativos. No hace falta mucho más que unas sillas, unas mesas y unas muletas para recrear una variedad de entornos como un Instituto, un teatro o un camerino. La comedia está protagonizada por Antonio Romero, Isabel Moreno, Mónica Caballero, María Segalerva y Marcos Alonso. Cada uno de ellos podríamos considerar que representa a un actor alternativo: desde la más soñadora y entregada al más depresivo.

Daniel (Antonio Romero)  trabaja como profesor de literatura para adolescentes sin ningún interés cultural. Carmen, su mujer, triunfa en el cine. Él, que es un actor frustrado, decide dejarlo todo para aprovechar la oportunidad de adentrarse en las salas off de teatro con un papel protagonista en una versión de Eloísa está debajo de un almendro. Y entre sencillos decorados y actores que interpretan a más de un personaje llegamos al centro de la cuestión: la situación del teatro off en salas. Pese a que, durante el transcurso de la obra, se hacen, de manera abierta, varias críticas a este teatro (comentando incluso cuánto gana un actor por función), el espectador acaba percibiendo y sintiendo un amor hacia el teatro alternativo. En este sentido, el autor consigue dejarnos con material de sobra para profundizar sobre el tema incluso días después. Además, también hay espacio para el amor, las situaciones cómicas, las peleas e, incluso, la pansexualidad (algo que está casi más de moda que el teatro alternativo).

Se puede ver en el Teatro Lara los domingos a las 18.15h.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.