Quien sigue pensando que el rock n’ roll está muerto, es porque el pasado 23 de octubre no pisó la Moby Dick. La sala se iba llenando de gente que iba dispuesta a pasárselo bien y disfrutar de un concierto más, pero lo que no se esperaban era que el cuarteto inglés nos volviese a recordar a qué sonaba eso que llamábamos “actitud”.

Con unos acertados teloneros, la banda Of Moths and Stars, el ambiente se fue calentando y hasta los propios integrantes de The Bohicas, quienes saldrían al escenario unos minutos después, contemplaban el show junto al público. Una buena introducción que sirvió de aviso para lo que pasaría a continuación.

Los británicos se subían al escenario de la Moby Dick con muchas ganas y un tanto asustados. Primera vez en Madrid, primer disco… Pero el público llegaba con las ganas, lo que consiguió la inhibición del grupo tras la primera canción. Comenzaron fuerte, demostrando que la crítica no se equivoca al haber señalado a The Making Of, su primer álbum, entre los mejores de 2015. Inexpertos, sí, pero con ganas y talento.

Mientras, podíamos ver entre el público cómo incluso algunos cantaban las canciones al unísono. La sala se convirtió en una fiesta de rock que mejoraba por momentos y acabó con The Bohicas repitiendo en varias ocasiones que había sido el mejor concierto de su tour hasta el momento (suponemos que en el siguiente concierto repitieron dicha afirmación, pero vamos a soñar un poco). Y, cuando parecía el final de un concierto que nadie quisiese que se acabase, el público comenzó a pedir otra más. The Bohicas no pudieron resistirse, salieron a escenario a tocar la última, porque prometían que, aunque quisiesen tocar más, no les quedaba repertorio.

La Moby Dick despidió al cuarteto entre aplausos, mientras The Bohicas abandonaban la sala con una sensación de satisfacción y agradecimiento. Nosotros nos fuimos de la sala con la sensación de que no tardaríamos mucho en volver a verles, y la certeza de que cuando aumenten su público y toquen frente a públicos mayores, podremos decir que les vimos en su primer concierto en Madrid, cuando por entonces pocos se fijaron en ellos.

DSC_0153

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.