Sidonie nos sorprendían a finales del verano pasado tras 20 años de recorrido con su octavo trabajo El Peor Grupo del Mundo en el que recuperaban su personalidad tras Sierra y Canadá.

El álbum nos lleva al año 97, cuando se les reconoció como grupo gracias al concurso de talentos que ganaron en l’Hospitalet de Llobregat y, donde, según Marc Ros (vocalista), empezaron a sentirse el mejor grupo del mundo. Quizás fue así, ya que unos años más tarde surgían temas como El incendio y Fascinado que nos descubrían la verdadera esencia del grupo. La frescura del álbum nos hace volver a aquellos maravillosos años donde triunfaba el Brit pop, los Rolling estaban en lo alto y los Beatles enamoraban con su Eleanor Rigby.

El Peor Grupo del Mundo es un álbum dedicado a ellos mismos y a la música, y lo que podría ser un título lleno de connotaciones negativas se convierte en un álbum humilde y de seducción rápida. Justo al contrario de lo que pasó con El Poeta Halley del Love of Lesbian, en el que la cautivación o conquista inmediata, en mi caso, fue nula.

En las diez canciones que contiene el álbum Sidonie hacen referencia a múltiples artistas como los Ramones, Lori Meyers, Morrissey o Jota de Los Planetas en un particular manifiesto de amor a la música. Los temas conviven perfectamente, existe una correlación entre ellos que es de agradecer cuando escuchas el álbum completo. Es decir, Siglo XX no es nada sin Fundido a Negro como tampoco es nada Carreteras Infinitas sin El Peor Grupo del Mundo, y así pasa con todas las canciones.

En definitiva, El Peor Grupo del Mundo es un trabajo con letras modestas de una banda enamorada de su oficio. Podremos escucharlos en directo este sábado 1 de abril junto a Aloha Bennets en la Sala Zero de Tarragona, donde no es la primera vez que tocan y por donde han pasado grupos como Grises, Angel Stanich o Carlos Sadness.

Fuente: salazero.com

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.