Si congregar 6.000 corazones para llenar Vistalegre tiene mérito aún más cuando esto lo consigues sin aparecer en los grandes medios, ni radio ni televisión. El boca a boca sigue lanzando a la fama a artistas como Andrés Suárez, que en pocos años ha pasado de cantar en el metro para darse a conocer a ser el líder de la nueva generación de cantautores españoles. Si esto tiene mérito, el hecho de teñir un lugar de gran aforo con la cercanía del Libertad 8 lo tiene aún más. Como dijo el propio Andrés esa noche “hagamos de Vistalegre un Libertad 8 a lo grande”. Porque así es como suena este gallego amante de Madrid, cercano, profundo, como una caricia en las entrañas.

La noche estuvo llena de invitados especiales entre los que se encontraban Iván Ferreiro,  Vanesa Martin y Javier Ruibal. Pero sin duda uno de los momentos más emotivos de la noche llegó del dúo que cantó con Victor Manuel. El veterano cantante interpretó con Andrés la emtoiva y dolorosa canción de “Rosa y Manuel” que habla del Alzheimer en honor a sus abuelos. Tras esta canción al cantante se les saltaron las lágrimas y le costó continuar por un momento.

En cuanto al repertorio sonaron  ‘Necesitaba un vals para olvidarte’, ‘Benijo’, ‘Como llueve en Sevilla’, ‘Números cardinales’, ‘Te doy media noche’, ‘Piedras y charcos’ y muchas más para cerrar su gira de Moraima. Tras dos horas de concierto Andrés se despidió de su público hasta la gira del nuevo disco. El cual por cierto, llegará pronto, pues empezaba a grabarse esta misma semana, por lo que tranquilos/as pronto le tendremos de nuevo en un escenario y sonando para nosotros.

 

 

 

 

Sobre El Autor

2 Responses

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.