Ya ha llegado el momento y Rufus T Firefly van a tocar en el Ochoymedio Club el próximo 27 de noviembre presentando a lo grande su último larga duración, “Nueve”. Por ese motivo hemos entrevistado a uno de los grupos están en alza en nuestro país para que nos relaten cuáles son sus impresiones antes de esta fecha tan señalada (como diría el antiguo rey):

Ya han pasado más de nueve meses desde la presentación de vuestro último disco “Nueve”, ¿qué acogida habéis sentido del mismo?

Una sorpresa muy grande todo. Este disco lo grabamos en mayo del año pasado y tuvimos bastantes problemas para sacarlo; de hecho pensábamos que no íbamos a poderlo ni lanzar y que nos íbamos a quedar con él dentro un cajón bien guardado. Al final decidimos lanzarlo nosotros mismos, con nuestros propios ahorros (risas) y al final está siendo muy satisfactorio en general. Todo ha sido críticas muy positivas y cada vez que tocamos, todo el mundo habla bien de nosotros.

En algunas referencias he leído que con el anterior disco os encontrabais algo más incómodos a la hora de realizar el directo, pero, en cambio, con este todo lo contrario, ¿es así? 

No es que el anterior disco lo viéramos menos para el directo, sino que era más difícil de plasmar el sonido durante los conciertos que este último. Sobre todo porque el primero tiene mucho más trabajo de post-producción y este bastante más de pre-producción. Es decir, todo lo que suene en este último está grabado así, no hay apenas trucos en la canciones.

¿Es lo que os ha lanzado a pasar de la sala Caracol al Ochoymedio? 

Realmente hace mucho que no tocamos en Madrid y teniamos granas de tocar en una sala que nos apeteciera también. Tenemos muchas ganas de que llegue ya el día de tocar en la sala But y bueno, de darlo todo. Pero, sobre todo, buscábamos una sala que se ajustase a nuestro sonido y eso es algo complicado de encontrar en Madrid.

Vamos a desgranar un poco el sonido que tenéis en este último álbum. Cuando hice la primera escucha estaba en presencia de mi madre (fan incondicional de Radiohead) y los dos coincidimos que el sonido era muy cercano a Radiohead.

Lo primero, que guay que tu madre sea superfan de Radiohead. Siempre ha sido uno de nuestros grupos referencia y por encima de todo admiramos como fabrican sus discos, la sonoridad de todos sus elementos. Es una cosa que hemos estudiado un montón de tiempo; nuestras guitarras están muy en la onda y la batería está grabada en mono, como en los discos de Radiohead. Tenemos muchos referentes, pero si tu madre que es fan de Radiohead dice que tenemos similitudes, hoy podremos dormir bien a gusto.

Todas las letras de las canciones tiene un aire místico con toques cósmicos y existenciales, ¿qué os inspira a la hora de componerlas?

Las letras son muy existencialistas y muy de ponerse a pensar durante un largo rato. El ritmo de vida que llevamos en la actualidad es demasiado rápido y ya no pensamos ni lo que hacemos durante el día a día. A mi me gusta pararme una semana a escribir y apuntar todos los pensamientos que recorren mi cabeza. Irme al campo y olvidarme de todo.

Además la portada y el diseño del tour es del mismo estilo y con un intento de diseñadora gráfica a mi lado, nos gustaría saber qué proponéis contar con ella.

Las portadas están basadas en Lie E8, un método matemático difícil  de explicar, pero para hacerte una idea de ello son una seria de fuerzas que componen el universo y que están relacionadas entre sí, por lo que cualquier cambio que se produzca en cualquiera de ellas puede cambiar todo por completo.

Hablemos de actualidad. Sois de Aranjuez (Madrid) y conocéis como se encuentra el panorama musical en la zona, ¿cómo encontráis la situación de las salas en la capital? 

El principal problema que vemos es que los grupos que están empezando tienen trabas por todas partes: desde las salas hasta los alquileres brutales de locales de ensayo, equipo que es carísimo y cero ayudas. Todo está visto como algo muy underground, que es muy bonito, pero no nos debemos olvidar que eso es arte y que cuatro personas que se suben a un escenario tienen que pasar ciertas fases de aprendizaje, cosa que con estos impedimentos no va a ocurrir.

Cada vez más están apareciendo festivales de debajo de las piedras y todo pueblo o ciudad quiere tener el suyo. Si tuvierais en vuestra mano conformar el cartel de uno de ellos, ¿cuál sería la parte alta y media de ese line-up?

Hombre, Radiohead tiene que estar por supuesto. Por otro lado Nueva Vulcano, Tame Impala, Ratatat — que son buenísimos — o Alt-J. Hay muchísimos nombres que se nos escapan, pero tenemos muchos en la cabeza.

Sobre El Autor

Media cabeza pensante de esta locura, además de un intento de comunicador. Mi sueño: unir música y cocina en un solo concepto.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.