El pasado 7 de abril tuvo en la Sala REM de Murcia una cita con tres de las bandas de shoegaze de nuestro país que más duro están pegando actualmente, con la actuación del cuarteto madrileño Berlina, la casi orquesta que conforman los murcianos La Maniobra de Q y el pequeño pero tectónico trío de Linda Guilala, procedentes de Vigo.

Los primeros en tomar los mandos de la nave fueron los chicos de Berlina, que estuvieron presentando su primer trabajo, Desértico, lanzado tras dos EP’s. En el escenario son capaces de demostrar que esto del noise pop puede ir muy bien mezclado y combinado con la psicodelia, cosa que dejan bastante claro en temas como Tu voz sumergida o Futuro Imperfecto, que tiran bastante hacia terrenos oscuros.

Después les siguieron La Maniobra de Q que, con unas letras intensas y una muy buena conjunción de todos los instrumentos consiguen, transportarnos a universos paralelos donde la juventud, la vida eterna, el amor o la muerte conforman el cosmos de su imaginario. Una interesante propuesta que, aunque no sorprende, sí gusta y te hace moverte en las atmósferas que armonizan cada canción. Con tendencias más poppies y melodías más animadas, no dejaron de recordarme a Mercromina o Los Planetas en su tema La Tormenta, cosa que me alegró bastante.

El plato fuerte de la noche vino cuando Eva, Iván y Mary, los tres mosqueteros de Linda Guilala, se subieron al escenario y se trajeron a su monstro a la ciudad, porque esa distorsión, esa fuerza y ese desatino acertado no es algo fácil de conseguir. La presentación de Psiconáutica llegó al momento álgido cuando tocaron Absitnencia, single con el que abrieron la promo del nuevo LP. Guitarra, batería y sintes hermanándose sin parar para no romper la frenética percusión del cerebro que, llevándote al trance, podía hacerte incluso extasiar como con los mismísimos Triángulo de Amor Bizarro.

Sobre El Autor

Casi casi terminando audiovisuales. Escribo, fotografío, grabo, edito, corto, recorto, ilumino, escenifico, sonorizo, produzco, voy a conciertos, escucho y colecciono música, pierdo el tiempo en Internet y juego a videojuegos. Y hago unas croquetas que te mueres.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.