5.8Nota Final
Puntaje De Lectores: (1 Voto)
4.0

Se han hecho de esperar; y es que no ha sido un camino fácil: cinco años desde su anterior disco, 10 meses de retrasos en el lanzamiento, muchísimo escepticismo respecto a qué nos podrían ofrecer… pero al fin llegó el momento que muchos fanáticos del grupo norteamericano MGMT estaban esperando: el lanzamiento de su cuarto disco de esutdio: “Little Dark Age”. O LDA, como nos muestra una portada en la línea psicodélica que nos tienen acostumbrado Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser.

5 años de parón musical puede dar para muy buen material; o puede significar una búsqueda de inspiración necesaria. El caso es que, con el disco entre manos, podemos afirmar una cosa: es un disco en la línea de los anteriores, 44 minutos en 10 temas; un clásico de MGMT.

Este disco comienza con ‘She Works Out Too Much’. Una canción, haciendo un spoiler de la temática del resto del disco, con un aire muy ochentero; de raíces en la edad de oro de la pop electrónico, que puede transportarte tanto a un viaje en coche por un túnel de 5 minutos; o al jefe final de un videojuego retro. Le sigue el testigo la canción que da nombre al álbum: “Little Dark Age”, el single con el que nos mostraron un pequeño adelanto del disco, siendo e sí todo un homenaje a The Cure; en concreto a Robert Smith y ‘Lullaby’, el cual os dejamos a continuación:

A este single le acompaña su pareja, ‘When You Die’, otro de los singles que nos dejaron ver, retornando al MGMT mas dark, pero de la manera que solo ellos saben hacerlo: con un ritmo pegadizo, distante del mensaje que nos quieren hacer ver, con su grito de ‘Go Fuck Yourself’. ¿Alguien debería darse por aludido? Parece ser que sí, porque a continuación llega la vuelta de tuerca, con un tema totalmente disco, de pelucas afro y pantalones de campana con el título ‘Me & Michael’. No sabemos qué les ha dado con los grupos actuales y la música disco, pero que nos avisen si tenemos que ir volviendo a poner cosas de moda.

‘TSLAMP’ le da el toque elaborado al disco, sin salir del estilo; pero sigue haciendo recordar la época pasada de la música; a los años de Michael Jackson o incluso Phil Collins, sin llegar a tales extremos. Y volvemos a MGMT puro con ‘James’; canción de ‘amor’, o más bien aprecio, dedicada a un tal James, en el que se dejan ver sentimientos un tanto brillantes, pero con un tono vocal muy plano, que la puede llegar a hacer pesada.

‘Days That Got Away’ es la única canción totalmente instumental del disco; en el que nos tranporta a esa atmósfera psicodélica en la que nos acostumbran; haciendo de esta nuestra propia casa; para luego hacernos levantar del sofá de nuevo con ‘One Thing Left to Try’, otro de los hits bailables del disco. Electrónica y synth pop se mezclan en este tema, para conseguir un sonido que seguro que escucharemos en muchísimas discotecas indies.

Y llega la despedida, y como todos los discos de MGMT, esta es sublime.‘When You’re Small’ y ‘Hand it Over’ (su tercer single) son los elegidos para cerrar ‘Little Dark Age’, y lo consiguen. Canciones maduras y pausadas, con las que te dan ganas de levantar las manos y despedir este último trabajo.

En resumen, no estamos con el mejor trabajo de MGMT, pero si con uno de los posiblemente más maduros y musicalmente más homogéneo de la banda; conseguiendo recuperar su sonido, psicodélico, pop, divertido e intenso con el que nos llevan años deleitando. Era imposible conseguir un nuevo ‘Kids’, pero mientras lo encuentran; nos podemos conformar con lo que nos han dado en ‘Little Dark Age’. Habrá que esperar al Mad Cool Festival para poder ver en directo como funcionan estas canciones con el publico.

 

Sobre El Autor

Estudio Ingeniería Informática desde mi cueva, pero en ocasiones salgo al mundo exterior a disfrutar y fotografiar conciertos y festivales. Puedes encontrarme en las primeras filas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.