Pasaban escasos minutos de las 20:30 del pasado viernes 9 de diciembre cuando sobre el escenario de Razzmatazz 2 hicieron aparición Barbott.

El emergente grupo barcelonés tenía la ardua misión de conquistar a un público expectante por ver en acción a McEnroe y The New Raemon. Y lo hicieron con sus ritmos envolventes y una frescura propia de un grupo que tiene mucho que decir. Supieron llegar y entre su música eléctrica y “obligados” a hacer algo “más acústico” tal y como comentaron, consiguieron conectar con el público. Claramente influenciados por los 90 y por las grandes bandas de britpop, Barbott dejó claras sus intenciones: han venido para quedarse.

Barbott

Y aparecieron McEnroe y The New Raemon sobre el escenario, empezaron con “Lluvia y truenos” canción que da nombre a su trabajo conjunto. Hicieron un repaso por todo el repertorio de su álbum conjunto que presentaban en directo por primera vez ante el público. Una especie de presentación en sociedad frente a un público que les recibió con enorme expectación y se dejó llevar por los ritmos cálidos de sus canciones y una puesta en escena un poco a la par con sus ritmos, medio tímidos, medio hipnóticos, con destellos de elevación por encima de sus letras melancólicas.

McEnroe

Supieron crear un ambiente cálido entre canciones otoñales y mostraron complicidad sobre el escenario. El público se vio envuelto entre sus canciones que tratan de sentimientos encontrados, de amores pasados y de lo que hubiera podido ser. Un ejemplo de ello son “La Carta” o “Por fin los ciervos”.

Emociones acompañadas de una guitarra eléctrica y una excelente percusión que le daba un toque de refugio, de madera, de protección. McEnore y The New Raemon nos supieron proteger, nos dieron cobijo frente a la lluvia y a los truenos de un otoño que anuncia un incipiente invierno. Razzmataz se convirtió en ese sol que buscas después de la tormenta.

Hubo lugar también para ritmos un poco más bailables, “más Julio Iglesias” como bromeaba Ramón Rodríguez, “El Cristo de los Faroles” su canción “más alegre”.

Ricardo y Ramón intercambiaron voces y unieron registros también para tocar en el bis “La Palma” y “Rugen las Flores” de McEnroe. También nos deleitaron con un tema de Viento Smith, “Campo Magnético” y uno del propio The New Raemon “Lo bello y lo bestia”.

Ramón Rodríguez y Ricardo Lezón se entienden, han sabido congeniar y unir sus voces, ya experimentadas y consagradas, en un proyecto que ha conseguido su propósit: calidez frente al frío, emociones frente al miedo.

The New Raemon

 

 

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.