El pasado 5 de junio asistimos a la primera edición del Festival de Les Arts, que se celebraba en Valencia en la ciudad de las Artes y las Ciencias. Buscamos una sombra en la que poder disfrutar de León Benavente que, a pesar del calor, desprendía sobre el escenario la fuerza a la que nos tiene acostumbrados y el público se lo agradecía desde la primera a la última canción. Después nos dirigimos al escenario Heineken (escenario principal) para asistir al concierto de Dorian de su gira “10 años y un día” que empezó con problemas en el micro de Marc Gili que no se escuchaba pero que se solucionaron rápidamente. Una vez más, fue un concierto demasiado tranquilo para un festival y se hizo largo. No nos movimos del escenario principal en el resto la noche, y es que a continuación llegaban los ingleses Everything Everything que supieron hacer bailar con su música a los pocos asistentes que se quedaron a verles. El siguiente turno era para el cabeza de cartel nacional de la noche, Supersubmarina. Los de Baeza no defraudaron y estrenando repertorio, con el que recorrerán muchos de los festivales nacionales este verano y en el que incluyeron “Ana”, “Canción de Guerra” y “XXI”, hicieron vibrar a casi todos los que se encontraban en ese momento en el recinto. The Sounds cerraran la primera jornada del festival con un concierto por debajo de las expectativas. La vocalista no parecía encontrarse en el escenario y muchos fueron abandonando el recinto en busca de las lejanas post-parties oficiales o de algún otro local en el que seguir la fiesta que terminaba demasiado pronto en la Ciudad de las Artes.

DSC_8779 copia

El sábado se presentaba lleno de platos fuertes. Llegamos para disfrutar de la habitual magia de Carlos Sadness presentando su álbum “La idea salvaje” y después nos trasladamos al escenario principal para ver a Izal en un horario al que no estamos habituados pero al que se supieron adaptar haciendo de su concierto una fiesta en la que la banda y el público eran uno. Tras Izal, volvimos al escenario mediano para seguir bailando al ritmo de Delorean que y aprovechando que el calor iba disminuyendo. De nuevo en el escenario principal, llegaba el turno de los ingleses Band of Skulls que con un sonido limpio y mucha fuerza dieron una actuación muy contundente. Llegó el turno del otro cabeza de cartel nacional, Lori Meyers, que no acertaron con el repertorio ya que rescataron canciones muy antiguas y tocaron demasiado pronto sus temas más fuertes, aunque acercándose el final del concierto animaron al público con sus famosos “Alta Fidelidad” y “Emborracharme”. Finalmente llegó la actuación más esperada del día, The Wombats apareció en el escenario principal hacia la 1:30 de la madrugada para hacer bailar a la gente y cerrar una primera edición del festival que consigue el notable alto.

DSC_8751 copia

En cuanto a los aspectos a mejorar está el horario del festival. Empezaba a las 15:00 y en Valencia en junio el calor se hace insoportable y delante de los escenarios no había sombra, lo que llevaba a los asistentes a refugiarse en las pocas zonas de sombra que había y dejar los conciertos vacíos. Al empezar muy pronto también terminaba muy pronto, y aunque había varias post-parties organizadas para seguir la fiesta estaban a 30 min andando como mínimo lo que hacía que la gente buscase alternativas o decidiese irse a descansar. Otro de los problemas fueron los escasos baños que había, lo que provocaba colas de hasta 45 min. Uno de los fallos más notables fue que las pruebas de sonido del escenario pequeño se solapaban con los conciertos del escenario mediano, lo que influía negativamente en el sonido de las actuaciones del escenario mediano y complicaba la prueba de sonido del grupo del pequeño.

Cabe destacar la buena organización del festival, los buenos equipos de sonidos, los precios asequibles en las barras y la gran oferta culinaria que se ofrecía. También tuvo mucho éxito el pequeño mercado que se organizó y en el que se apostaba por el diseño nacional. Y por supuesto, que la elección del recinto no podía haber sido mejor.

Mónica Ríos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.