Es miércoles 14 de junio y podría ser cualquier día de agosto, porque las gafas de sol se me resbalan poco a poco por el perfil de la nariz. No me importa, lo prefiero a que la montura esté congelada como ocurre en diciembre. Además voy a conocer a un grupo de chicos, siete en concreto, que se dedica a hacer música a su manera y que, simplemente por ese detalle, es una buena oportunidad de entrevistarles.

Se llaman La Sra. Tomasa, un nombre por el que podría conocer a una de mis veteranas vecinas pero que se han agenciado estos muchachos que no superan la treintena y me esperan medio tostados en una terraza de Cronos “¿Dónde estará eso?” preguntaréis, misma cuestión que me hice yo al concretar la entrevista.

La publico casi tres meses después porque, como el dije a los chicos, lo que menos importaba era su inminente actuación en el festival madrileño ‘Río Babel’ en su primera edición (que fue celebrado del 15 al 17 de junio); sino el preparativo de un boceto de la nacional banda que comienza a sonar junto a los grandes nombres de la música que se canta y se baila en España.

Muy amablemente me atienden tres de estos siete muchachos, que toma asiento en la esquina menos calurosa de la terraza para dialogar sobre su diferenciación sobre el resto. Se trata del encargado de dar sonido a la batería de La Sra. Tomasa (Marc Soto), Alberto Limaña (bajista) y Santi Longarón (saxo).

Elijo el formato pregunta-respuesta, que últimamente me repele en la mayor parte de las entrevistas que paso a la web para poner en evidencia que, a pesar de prometer diferentes puntos de vista sobre la música, son buenos entendedores de lo que es un gran equipo.

PREGUNTA: Va a sonar un poco frío pero… ¿quiénes sois?

RESPUESTA: MARC: Somos un grupo que hacemos una especie de mezcla entre música latina y música electrónica. Básicamente, nuestro cometido es ofrecer una alternativa musical al mercado.

ALBERTO: El punto de inicio del proyecto era buscar elementos nuevos dentro de la escena donde nos encontrábamos. No partimos de una manera o un método existente ni un precedente al cual seguir.

SANTI: La filosofía de la La Sra. Tomasa es buscar siempre fórmulas nuevas y una fusión original y propia.

P: ¿Se pueden fusionar todos los géneros? ¿El heavy metal con la salsa o con el house?

R: A: Hay posibilidad de mezclar todo, siempre y cuando se tengan claras algunas cosas como cuál es la motivación de hacerlo o el público al que quieres dirigirte. Es precioso que se hagan experimentos aunque defiendo que no siempre es posible juntar todo. El baremo es el buen gusto.

S: Para mezclar las cosas debes conocer lo que estás mezclando. Por ejemplo, no puedes tocar jazz si no sabes tocarlo o no has estado en contacto con él. El buen gusto aparece cuando una persona tiene conocimiento de causa y le sale de forma natural.

P: ¿Es más complicado fusionar que crear algo nuevo?

R: M: Está todo inventado y nos preceden siglos en los que ha habido música de todo tipo pero nosotros volvemos a versionar y damos una nueva interpretación y creo que es la orden de hoy en día.

S: Aquí entramos en un plano muy filosófico y subjetivo. Por ejemplo, creo que no hay nada que salga nuevo de la nada porque uno tiene sus influencias desde que es pequeño y, de repente, le pone su personalidad, su manera y su creatividad y, con ello, puede dar un paso muy grande en la música. Por eso creo que tampoco está todo inventado, solo que siempre hay por ahí ese pensamiento de ¿y ahora qué?.

A: Esa es una de las premisas que nosotros defendemos como banda que, a pesar de intentar ser originales y ponerle mucho empeño en eso, siempre es algo muy claro de que no hemos venido a inventarnos nada.

P: ¿Hasta qué punto es importante que un músico sienta curiosidad por estilos de música que ya sepa de antemano que no le va a gustar?

R: S: La curiosidad lo es todo. De hecho, la banda nació de eso, por eso es necesario formar una opinión sólida conforme a un espíritu crítico. El músico tiene que tener la mente abierta e intentar no caer en prejuicios antes de ver realmente lo que es.

A: Es muy lícito que haya cosas que no te gusten, puedes ser abierto y probar cosas para que, dentro de esa predisposición, puedas encontrar lo que no te apasione. En los estilos musicales hay de todo y hay vertientes que tienen alguna finalidad.
En el caso del reggaeton: lo hay que se reproduce desde el plano comercial, con unas letras que parten de una concepción heteropatriarcal y reproducen cánones de la sociedad que son horribles. Por otro, tenemos precedentes como Tego Calderón o Calle 13 que también parten de una cultura “X”.

P: Antes de pasar a hablar del festival que casi vais a cerrar en su primera jornada, me gustaría insistir en la idea de hacer música que le guste al propio creador. ¿Se puede hacer eso cuando no tienes cierto caché como otros músicos, llegado un momento, se dejan llevar por su propia forma de entender la música, venda o no? Cito a Tom Waits y a Neil Young para que sepan por dónde voy.

R: M: Hemos tenido la suerte de nacer pudiendo mvoernos dentro de varios estilos, de una forma más abierta. Hay veces que los artistas no tienen esa libertad. En el caso de Waits y Young, ellos pueden hacer lo que quieran porque tienen tanto bagaje y la gente que los escucha sabe cómo compone que, al final, están más enamorados de lo que han sido o lo que han hecho.

S: También puede pasar al revés: empiezas haciendo lo que te da la gana y cuando triunfas te diriges en hacia esa nueva dirección. En nuestro caso, por una parte, tenemos esto de que queremos experimentar pero también queremos que funcione, por lo que nos hemos visto en momentos que se nos ha ido la pelota pero hemos sabido volver al punto inicial que caracteriza al grupo y ahora lo tenemos cada vez más claro y definido.

A: (carraspeando o mutando en un ser desconocido en este bonito encuentro) Hay una canción en el disco…(se recompone y me avisa de que lo incluya en la transcripción, aquí lo tienes) que la hicimos en colaboración con Niño Maldito y la quisimos mover hacia el trap, que está en la frontera de lo que estábamos hablando antes, lo que vende y lo que no. Ahora, cuando la escuchas, te das cuenta de que no suena a nada de lo que habíamos pensado, ni a trap ni a latin.

P: Pasando ya a ‘Río Babel’, me gustaría debatir la siguiente cuestión: en los medios se destaca que este evento funcionará bien porque unirá artistas iberoamericanos, latinos o hispanohablantes. Esto de que pueda sonar “todo igual”, ¿perjudica o beneficia?

R: M: Para nosotros es una gran oportunidad para tocar con gente que ya está experimentada en un sector musical. Nosotros somos un pez más pequeño que intenta estar allí, entre la Mala Rodríguez y Macaco, por ejemplo.

S: Para nosotros, que sea un festival iberoamericano es genial porque incluye en el cartel muchos estilos que se pueden mezclar de muchas maneras y ofrece un abanico que demuestra que unos grupos no tengan nada que ver con otros.

A: Lo que tiene este festival es un formato que no es típico en España. Con él se exporta un nuevo modelo de conglomerado que también es propio de festivales se hacen en el exterior. Traerlo aquí, donde no estamos acostumbrados, es una gran idea porque cada vez son más temáticos, de una cultura muy nocturna.

P: Ya para cerrar esta conversación, ¿con qué artista os gustaría cruzaros en el backstage?

R: M: A Mala Rodríguez y me gustaría que viniera Residente el jueves (cuando tocaron).

A: Con residente tengo curiosidad porque es un tío que hace lo que le sale de las pelotas y es muy respetable. Si me encontrara con Goran Bregovic me tomaría unos cubatas con él.

S: Pienso exactamente lo mismo y si, por si acaso, Beyoncé se viniera de vacaciones aMadrid estos días y se pasara por el festival también me parecería una buena opción.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.