Creo que nunca he podido superar los dos grandes discos que nos regalaron Two Door Cinema Club y reconozco que tenía miedo de lo que podía esperar de Gameshow después de 3 años de silencio.

De sus discos anteriores se pueden decir pocas cosas malas por no decir ninguna, reconozco que con ‘Tourist History’ me ganaron, pero lo mejor fue que con ‘Beacon’ volvieron a hacerlo, y admitámoslo, hacer dos discos buenos es muy difícil.

Esperaba muchas cosas de Gameshow, y lo poquito que nos dejaron disfrutar de él en el Mad Cool me sorprendió gratamente, aunque si bien ya se notaba un cambio, al escuchar el disco queda latente el cambio de sonido del grupo.

El disco comienza con ‘Are We Ready? (wreck)’ el single y la canción que más nos recuerda a los ya antiguos TDCC. El disco continua con ‘Bad Decisions’ que se puede resumir en una palabra: funk, la verdad es que no me lo esperaba. Seguimos con ‘Ordinary’ y definitivamente me queda algo claro, este disco es diferente, TDCC han cambiado pero me gusta este sonido que me hace mover la cabeza y me transmite felicidad, que al fin y al cabo es para mi la esencia de Two Door Cinema Club.

‘Gameshow’ título del disco y la siguiente canción, creo que es una de mis preferidas, es una mezcla entre los antiguos TDCC y los nuevos. ‘Lavender’ madre mía, esto es muy raro, estos no son mis Two Door pero ME GUSTA, ¿por qué quiero bailar todo el rato?. ‘Fever’, os lo digo claramente: es la que menos me gusta de todo el disco y aún así no es mala.

Esto se va acabando, llegamos a ‘Invicible’, una canción que si bien comienza lenta se hace bastante bonita y agradable. ‘Good morning’, otra de mis preferidas, la vocecita de Trimble se me ha metido en la cabeza hasta el fondo con esta canción. ‘Surgery’, oh ¿qué es esto? me recuerda a los 80 y es demasiado buena.

‘Je viens de la’ la canción disco por excelencia. ‘Gasoline’, otro vuelco de sonido, aceptable pero no es de las mejores del disco. ‘Sucker’ que cierra el disco es otra de mis preferidas, y definitivamente lo acepto: Two Door Cinema Club ya no son esos niños que eran en 2010, han crecido, han madurado, han conseguido encontrar un sonido nuevo y admito que aunque esperaba otra cosa… Gameshow me ha ganado.

Eso sí, he necesitado un par de escuchar para cogerle cariño. Quizás los recuerdos de sus dos anteriores obras maestras me cegaban, quizás me negaba a admitir el cambio, pero bueno… ya sabéis lo que dicen: los cambios son buenos, y desde luego el de TDCC lo es.

Os dejo con Gameshow, disfrutadlo con calma, disfrutad a los nuevos Two Door Cinema Club.

 

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.