En tan sólo dos años, Colectivo Panamera se han hecho un hueco en las salas de nuestro país con una mezcla de sonidos de lo más variopinta: country y rock & and roll con toques latinos de boleros. Nacho Taboada, Pepe Curioni y Vanja Polacek forman uno de los tríos más peculiares de la escena nacional y por eso hemos querido conocer sus últimas vivencias.

En primer lugar, hace poco habéis presentado vuestro último trabajo, ‘Colectivo Panamera’, en Madrid. ¿Qué nos podéis contar de él?

Han sido unos meses de trabajo intenso pero muy enriquecedor, muchas horas en nuestro laboratorio de ideas, el estudio, y hemos conseguido juntar un buen puñado de canciones de las que estamos muy orgullosos.

Cuando analizamos vuestro disco, es curioso encontrar nombres de localizaciones, ¿son recuerdos de algunos momentos especiales?

Sí, nos inspiran los paisajes tanto naturales como urbanos, es una manera de situar al oyente en un espacio concreto. Creemos que nuestra música es un viaje sonoro que va desde Colombia hasta Senegal pasando por Buenos Aires, la música de raíz es el hilo conductor y nuestra mayor fuente de inspiración.

En esas canciones hay una mezcla de sonidos algo variopinta, ¿qué os inspira a la hora de componer?

Quizás es el reflejo de que en la banda somos tres, cada uno con su universo diferente, aunque compartimos referentes cada uno tiene su forma de trabajar la música. Nos inspiran muchas cosas a la hora de componer, la vida misma es una fuente de inspiración maravillosa y constante, hay que dejarse llevar para componer, y como dicen los niños ”se vale sentir”.

Podemos percibir muchos matices argentinos, aunque también toques de aquí, de España, ¿qué es lo que queréis trasmitir con ese sonido?

Nuestras procedencias son diferentes. Nacho se crió entre Zaragoza y Madrid, Pepe Curioni nació en Chivilcoy Argentina, vivió en Buenos Aires y en Barcelona, y Vanja es de Hurlingham. La suerte nos juntó en Madrid pero las raíces siguen intactas con el paso de los años. De ahí vienen las influencias argentinas y españolas que como no podría ser de otra manera se ven reflejadas en nuestra música.

Cuando uno escucha vuestro último disco, se siente embaucado en un viaje interior y con el que poder imaginar lugares tropicales, ¿Cuáles son los sentimientos que queréis provocar en vuestro público?

Me alegra mucho escuchar lo del viaje interior, no teníamos pretensiones pero una vez está el disco fuera escuchar que la gente siente cosas cuando oye nuestra música nos llena de felicidad. La sónica del disco está pensada para ser bailable y divertida, aunque las letras hablen de la vida cotidiana. Hemos buscado que la producción sea más moderna y actual para poder mezclar esos dos mundos, el de las historias de la vida con el sonido moderno.

Durante los próximos meses vais a girar fuera de nuestro país dentro de una gira internacional, ¿qué es lo que esperáis de esos conciertos?

Nos han surgido oportunidades fuera de España y nos encanta, es una manera de conocer mundo haciendo lo que más nos gusta que es tocar, simplemente esperamos que la gente disfrute con nuestra música y que se suban al tren con nosotros, ofrecerles lo mejor de nosotros mismos y convencer.

Entrando a lo personal, siempre nos gusta indagar en la música que uno escuchaba de pequeño en su casa, ¿cuál fue la que no paraba de sonar en las vuestras?

No dejaron de sonar en nuestra infancia Simon and Garfunkel, Compay Segundo, Elíades Ochoa, Chavela Vargas, Charly García, Gustavo Cerati,Los Wawancó, Calamaro, Cesaria Evora, Sabina, Atahualpa Yupanqui…

Si tuvierais que conformar un cartel de un festival actual y pudierais elegir cualquier artista actual o de décadas anteriores, ¿qué grupos incluiríais en ese line-up?

Johnny Cash, Cesaria Evora, Celso Piña, Los Indios Tabajaras, Los Hermanos Toch, Lea Aput, Compay Segundo, Chico Trujillo, Kevin Johansen … ¡hay muchos!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.