No es la primera vez y, con toda seguridad, no será la última que veo en directo a Diego García ‘El Twanguero’. Cada vez que dirijo mis pasos a las salas donde anuncia sus intervenciones siento la necesidad de darme la vuelta y comprobar que aún queda alguien que siente un amor especial por la buena música, la buena técnica y la intachable presencia de uno de los guitarristas más prolíficos del mundo, nacido en Valencia, que ha trabajado con músicos de la talla de Calamaro, Bunbury o Diego El Cigala –colaboración con la que, por cierto, llegó a ganar un Grammy–.

Pues bien, junto con los sevillanos The Milkyway Express, El Twanguero ocupaba la primera noche del cartel de la Noche Americana, una iniciativa de Radio 3 que pretende recoger en dos jornadas algo así como la máxima referencia de la música española con ecos de la norteamericana. Una cita a la que, de forma obligatoria y literal, garcía tenía que acudir. La presentación de ‘Carreteras Secundarias’, su último trabajo, ya había sido en la misma sala El Sol a principios de este año, un trabajo que también tuvo recorrido más tarde en el Café Berlín y finalmente terminó en el mismo lugar donde prácticamente había comenzado y donde una redactora comenzó a interesarse por su trabajo en directo.

23467152_1363187767141945_7998829365710588630_o

Lo cierto es que no hay nada comparable con el silencio de los asistentes cuando El Twanguero hace suya la guitarra y despereza cualquier atisbo de indecencia. La elegancia con la que mueve sus dedos sobra las seis cuerdas, que suenan de manera literal por debajo de sus notas y liquida el cortante silencio de admiración y encanto de su técnica, afinada y afilada, y su indiscutible talento. Cabe destacar que no es nada fácil callar a una sala entera con tan sólo el sonido de una guitarra pero él hace que ni siquiera suenen los vidrios de los botellines.

García tenía bajo la manga de su impecable americana blanca una especial y efímera colaboración con Virginia Maestro y con un antiguo compañero, Jairo Zavala, más conocido como Depedro, con quien tuvo la oportunidad de crear un dúo del que emanaban deliciosos aires de cariño y entusiasmo por compartir uno de los últimos momentos del concierto del autor de ‘El Camino’, ‘Speedy García’ o ‘Spanish Rag’. Una auténtica pasada lo que fueron capaces de hacer en tan solo una canción.

23456586_1363187597141962_4360360068718884662_o

Tal sutileza no tiene competidor y bien los supieron sus acompañantes que venían presentando ‘Malinche’, su último trabajo presentado recientemente en el que suenan temas como ‘The Lover’, ’100º City’ o el tema de nombre homónimo al cuarto disco de estudio de los andaluces. Con un rollo psicodélico con rasgos hippies –incluido un poncho y un incienso para dar ambiente a la sala madrileña–, The Milkyway Express salió con muchas ganas al escenario para ofrecer una propuesta más rockera y sucia, en el buen sentido y en referencia a su sonido, que su antecesor.

Allí tampoco faltó la cerveza y la juerga, dando cabida incluso a una animación al Betis y una canción dedicada. Lo cierto es que los creadores de ‘PerroRosa’ se ganaron a los amantes de la buena música, dando un nuevo toque a su grabación en estudio pero sin dar excesivas muestras de la técnica anteriormente nombrada. Rudos, potentes y enérgicos, los andaluces destilaron un vistoso estilo musical que se sorprende saber que son de aquí haciendo algo tan bueno. Mención especial al encargado de hacer sonar la armónica, cuyos acrobáticos movimientos no hicieron sino animar incluso a los coros más rezagados.

23509465_1363187850475270_4728666655428213197_o

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.