Marwan visitó el pasado sábado el Circulo de Arte de Toledo en un concierto englobado en el cierre de su gira “Despedida del invierno”.

La sala estaba casi llena y pasaban unos minutos de las 22:00 cuando Marwan apareció en el escenario entre aplausos. Estaba solo, con su guitarra en el altar de la antigua iglesia de San Vicente. ¿Idílico verdad?

Sí estáis leyendo esto posiblemente ya hayáis visto a Marwan en concierto, y sino, es un buen momento para que os hagáis a una idea y os den ganas de ir a verle. Como en el es característico, la conversación con el público fue constante, contando anécdotas, historias personales, chistes… Todo esto envuelve al concierto en una atmósfera que solo he vivido en conciertos suyos. Todo parece una quedada entre amigos, y además amenizado de una gran voz.

El concierto comenzó con “Te Podría Decir”, “Del amor en general y de ti en particular”, “Cosas pendientes” y “Animales”. Tras estas canciones el púbico termino de engancharse en “Palabra por palabra”, y tras esta, vino la improvisación de “Puede ser que la conozcas”, en la que el público estaba en pleno auge.

Marwan comentó durante el concierto como esté último disco era una búsqueda en si mismo y no en el exterior, como todas lasa canciones tenían más significado que los discos anteriores, como ha pasado a una nueva etapa en su vida y así se entienden mejor sus canciones, y tras esto llego la canción que para el define mejor esta etapa, su canción favorita del disco “Desde que duermes junto a mi”.

Era el turno de tirar de repertorio antiguo y levantar las voces de los allí presentes con “Carita de tonto”, “Ángeles” y “Mi paracaídas” antes de presentarnos a Fran Fernandez, quien cantó dos canciones mostrando que dentro de poco estará llenando salas al igual que Marwan.

A su vuelta al escenario seguimos con las canciones de discos pasados, era el turno de “Necesito un país”, a la cual la cambió toda la parte del rap, cantando con gran fuerza, dejando a un servidor con los pelos de punta. Tras ella llegaron “15 minutos”, “El chándal” y “Canción de autoayuda” y los bises.

Ya encaramos la recta final del concierto tras unos bises en los cuales no se hizo de rogar para volver al escenario. Cuenta Marwan antes de interpretar “La triste historia de tu cuerpo sobre el mio” que esta es la canción resumen de todo el proceso de empezar a mirar en uno mismo, dejar de odiar a la otra persona porque eso genera infelicidad, y la sigue “Las cosas que no pude responder”.

El último parón del concierto trajo consigo la lectura de uno de sus poemas bajo la atenta mirada y absoluto silencio de todos los presentes, para finalizar el concierto con “Un día de estos”.

Para finalizar la crónica queda dar las gracias a Marwan por entender la música como la entiende y por realizar conciertos únicos.

Sobre El Autor

Inquieto estudiante de Ingeniería del Software. La música como forma de mostrar estados de animo, por tanto, como parte indispensable de la vida. No me busques en discotecas siempre que haya conciertos o pubs cerca.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.