Segunda edición del Festival Gigante. Guadalajara y el estadio Fuente de la Niña como punto de partido de nuevo. Y, sobre todo, grandes grupos y artistas vuelve a formar su cartel. Nos preparamos como es debido para pasar un festival como se merece; cámara y libreta en mano nos decidimos a pasar un fin de semana gigante.

Comienza el primer día y como buenos españoles, llegamos justos de hora al festival. Es la hora y la música no ha empezado a sonar, parece que Jero Romero nos estaba esperando para salir al escenario y brindarnos un concierto espeluznante. Pero la suerte no estaba con nosotros: sólo pudimos disfrutar de la mitad de bolo debido a unos cuantiosos fallos de organización por parte del festival a la hora de realizar entrevistas que se repetirían durante toda la jornada. Aún así, “Fue Hoy” nos puso la piel de gallina y la nostalgia se apoderó de nosotros al conocer que este fue su último concierto. Tristeza plena.

DSC_0062

Tras pasar por el escenario principal, nos encajonamos durante la mayoría del día en el escenario secundario: Rufus T Firefly y Pasajero se merecían más. Los primeros salieron a darlo todo (no me quiero imaginar su concierto en el Ochoymedio en otoño), un despliegue de notas y música que me dejó boquiabierto. Todo estaba bien medido, cada entrada y salida. No tanto como los horarios de los dos escenarios. ¿Y qué decir de Pasajero? El rock puro se apoderó de los pocos y suficientes asistentes que decidimos adueñarnos por ellos dejando de lado a Los Enemigos.

Pero todos queríamos bailar, sino que le pregunten a nuestra Community Manager por su enamoramiento a Varry Brava. Gracias a ese retraso con los horarios, pudimos ver gran parte del concierto de los murcianos. La pista de baile comenzó con los saltos y movimientos de Óscar Ferrer, contagiosos a más no poder. Aunque la mayoría de nosotros estábamos a la espera de Luis Albert (L.A.), sus tres micrófonos y su arte de encandilar a cualquiera. Guitarra en mano comenzó a tocar y se empezó a presuponer que el frío iba a hacer mella. El sonido dejó algo que desear durante todo el concierto y todos nos abrochamos como es debido. Pero de nada sirvieron las negatividades: es salir Outsider a escena y olvidarnos de nuestras penas.

DSC_0121

Segunda jornada sin ninguna entrevista a la vista, promete ser más y mejor. Ángel Stanich abrió el escenario principal con un show corto pero intenso, al igual que Full. Los sevillanos brindaron un concierto correcto y de buen sonido. Pronto supimos que Smile empezaba a acoger a los primeros curiosos en su escenario, que al final se llenó pestañeo tras pestañeo. Destacar el vestuario del cantante, no digo más.

Tras el aperitivo comenzaba lo gordo: Dover, Dorian y Vetusta Morla. Los primeros han abandonado lo comercial y popero indudablemente, volviendo a sus orígenes: punk garajero con unas guitarras endiabladas. Sólo les faltó volver a escupir al público como hacían hace años. Seguimos y pasamos a Dorian, sin mucho que comentar. Durante todo el verano nos parece que el show que despliegan con violines no les favorece nada y menos a los asistentes que les van a ver.

DSC_0148

Pero claro, la guinda del pastel faltaba por llegar. Vetusta Morla nos deleitarían con otro perfecto momento, una actuación digna para el recuerdo y que sirve como preliminares para sus dos próximas funciones en el Palacio de Deportes de Madrid. Tras estos momentazos el festival se fue desalojando poco a poco hasta que Toro hizo bailar a todos los supervivientes de la noche (y de la hora de retraso) y disfrutar de El Columpio Asesino. Seguidos eso sí de Neuman, que concedieron 25 minutos de concierto, una pena añadida a la hora inaceptable en la que aparecieron a escenario.

Así concluye un año más el Festival Gigante, con muchos nuevos fallos a mejorar y con otros puntos que han hecho dar un salto de calidad al evento. Como negatividad destacar el inadmisible retraso de una hora durante las dos jornadas y una pequeña falta de organización a la hora de querer realizar algunas entrevistas. Eso sí, ¡todos coincidimos que los conciertos matinales en plazuelas son la clave! ¡Nos vemos en otra vida, hermano!

Festival Gigante

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.