THE EXCITEMENTS O ‘CÓMO EMPEZAR UN FESTIVAL POR TODO LO ALTO’

DSC_1053

Koko-Jean Davis, The Excitements

A pesar de que el nombre principal del cartel era la mítica formación musical con nombre de estado norteamericano, Texas, fue el grupo catalán The Excitements, los que abrieron con la mejor aprobación la primera noche del festival logroñés. Parece mentira que una mujer aparentemente tímida en la rueda de prensa fuera capaz de hacer bailar tanto a sus espectadores. Pierna para arriba, pelo para abajo, Koko-Jean Davis disfrutó tanto su espectáculo como nosotros. Cualquiera querría bailar como la vocalista.

Su espíritu enérgico y elegancia compactó desde el primer momento un sonido R&B y Soul que despertó en algunos de los que allí estaban una inconfundible atracción por un estilo que aun (Thanks God) sigue interpretándose como en sus orígenes. No existen generaciones, los gustos se difuminan entre las interpelaciones de la cantante que nos preguntaba si lo estábamos pasando bien y si la cara es el espejo del alma, tenía una alentadora respuesta. Como hemos leído en una de sus entrevistas, quiso explotar su feminidad bajo el cartel del Black Power con gran soltura.

Era la noche de las chicas y, por eso, Texas (una hora y algo más después, todo hay que decirlo), saltó al escenario rememorando algunas de las canciones más conocidas de la radio. Esas que todos tarareamos y, en ocasiones, no sabemos a quién pertenecen. Abrieron con ‘I don’t want a lover’ y el concierto poco a poco difuminó esa inocencia con la que su vocalista, Sharleen Spiteri (Glasgow, 1967) decía querer asentar en su veinticinco aniversario sobre los escenarios. Otras de sus composiciones más famosas sonaron la noche del viernes, entre ellas, ‘Say What You Want’, ‘Summer Son’, ‘Inner Smile’ (que fue completada mayormente por los coros de los espectadores), ‘Halo’ o ‘In Our Lifetime’ y la más reciente ‘The Conversation’.

SÁBADO POLAR-INDIE

Vetusta Morla era , sin duda, uno de los grupos principales, sino el cabeza de este festival. Por ello, el sábado tres de enero miles de culos inquietos ocuparon los asientos de las gradas de la plaza de toros la Ribera…o mejor dicho, los asientos no tuvieron tiempo para calentarse entre tanta expectación y guitarrazos.

DSC_1108

Jorge García, Inocua

Se colgó el cartel de ‘sold out’ con 8.000 entradas vendidas para ver a Inocua, Supersubmarina y el grupo tricantino con nombre de tortuga. Así, hacia las nueve y media de la noche, La Ribera fue llenándose poco a poco mientras sonaba Inocua, la banda de Pamplona ganadora de la Guerra de Bandas del pasado Actual’14. Nos presentaron su álbum ‘Oso’ hace dos años y esta vez tocaba escuchar temas como Porque perdí la cabeza o Gravedad. Buen aperitivo para lo que íbamos a escuchar después.

Poco a poco se fue llenando el recinto y nos hubiéramos quedado fríos de no se por que Supersubmarina se encargó de recordarnos que estaban allí. LITERALMENTE, puesto que pudimos ver el nombre y el logo del grupo en varios elementos que ocupaban el escenario. La escena indie actual en nuestro país se concentró en un mismo lugar comenzando por José Chino, voz principal del grupo. Repasaron temas de su último disco, Viento de cara, como el que da título a éste, ‘Arena y Sal’, ‘Inestable’, ‘Hasta que Sangren’ o ‘Enemigo yo’, que consiguió avivar los ánimos de un público que tímidamente comenzaba a sentirse a gusto pero que con rapidez estaba en su salsa. ‘De las dudas infinitas’ y ‘En mis venas’, del anterior álbum Santacruz (2012) se mostraron como dos de los temas mejor acogidos por el público, sin olvidarnos de las famosas barras de metal de ‘Kevin McAlister‘, con nombre de cierto demonio cinematográfico de corta edad y faltándo una ele en el apellido.

DSC_1167

José Chino, Supersubmarina

Los de Baeza lo pusieron en bandeja para seguir enganchados al espectáculo que faltaba por venir. Así, pasada la media noche le llegó el turno a Vetusta Morla, que quisieron comenzar el show de una panera particular. Pucho, abrió una nueva sesión musical con ‘Año Nuevo’ a capella. Una leve luz iluminaba la sombra de su vocalista, que rápidamente cogió las baquetas y tocó la introducción de La Deriva, tema de su último disco homónimo publicado este año pasado 2014. Así, entraron al escenario el resto de componentes: Juan Manuel, Álvaro, Guille, Jorge y El Indio, que durante todo el concierto pudo leer un pequeño cartel donde pedían insistentemente una de sus baquetas.

‘La Deriva’ vino seguida de temas que podemos encontrar en el mismo álbum, como ‘Golpe Maestro’ (con un claro mensaje reivindicativo que al final del espectáculo Pucho quiso remarcar), ‘La mosca en tu pared’, ‘Fuego’ o ‘Cuarteles de invierno’. Aunque es de especial importancia destacar que la voz de su cantante siempre estuvo acompañada por los coros de las casi o sin este adverbio 8.000 personas, los temas que dejaron un suave gusto entre los espectadores son los que les hicieron famosos.

DSC_1229

Juan Pedro Martín, Pucho, Vetusta Morla

Como no podía ser de otra forma, muchos de los temas del disco con el que se dieron a conocer Un día en el mundo en el año 2008. Entre ellos, sonaron las arrolladoras ‘Copenhague’, ‘Valiente’, ‘Sálvese quien pueda’ o ‘Sharabbey Road’, cantada hasta la saciedad. Vetusta Morla sabe colocar puntos sobre las íes tratando las partes más sencillas de lo cotidiano de una manera muy sutil y redondeada que da lugar a composiciones donde lo inesperado forma parte de lo habitual en ellas. Así, con ‘Fiesta Mayor’ se nos vino a la cabeza su original videoclip y marcó el ecuador de un concierto que cada vez daba más de sí por parte de todos los que estábamos allí.

‘Maldita dulzura’ de Mapas fue la única canción que Vetusta decidieron retomar de este álbum publicado en 2011, junto con la maravillosa ‘Los días raros’, con la que decidieron finalizar el concierto de una forma firme y gélida que a muchos nos dejó sin habla. Desde aquí os recomendamos que le echéis un ojo a la famosa interpretación de esta canción junto a la Oquesta Sinfónica de Murcia con motivo de la recaudación de fondos para la reconstrucción del Conservatorio Narciso Yepes.

Sobre El Autor

Todo queda mejor en blanco y negro. Actitud y perspectiva son dos términos que suelen funcionar bien. Nada como el final de los 60. Marc Bolan, Bob Dylan y Jack White lo han hecho todo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.